• Teléfono +34 626 700 698
  • C/ Doctor Luis Calandre, 40 30205 Cartagena, España
  • Escríbenos desde aquí info@cartagenaincoming.com

RUTA CARTAGENA NAVAL

submarino

CARTAGENA EXPERIENCIA NAVAL

Quienes franquean el pórtico principal del acuartelamiento -coronado por un reloj que marcó durante décadas el ritmo de la vida en la Cartagena naval- pueden descubrir a cada metro singularidades de un patrimonio que se ha visto enriquecido por las últimas restauraciones realizadas por la Armada en sus históricos edificios interiores.
Todos ellos destacan el interés de la Armada por recuperar y mantener edificios y estancias originales del siglo XVIII. Entre ellas destacan la rehabilitación del antiguo granero del acuartelamiento, recuperado donde estaba la vivienda del ayudante mayor. Las fortísimas vigas de pino de Canadá sobresalen en los techos abuhardillados de lo que ahora son una sala de reuniones y otra de actos situadas frente a la residencia del almirante. Son el vestigio de que en el Arsenal se guardaba el grano necesario para producir el pan que necesitaban antaño los cuarteles y los barcos.

Las dependencias de la Jefatura Industrial de la Armada también recuperaron los muros y las bóvedas originales del siglo XVIII, escondidas durante años tras enlucidos, muretes de ladrillo y falsos techos. La Armada ha seguido las mismas pautas de recuperación del patrimonio en el edificio donde se encuentra la Inspección de Construcciones: los majestuosos muros de tabaire se muestran a la vista sosteniendo llamativos arcos del lugar que en el pasado acogió estancias para tropa.

Pero si hay algo que ahora llama la atención es la recuperación de la antigua sala de esgrima hallada durante la rehabilitación de uno de los pabellones que se encuentran al pie del muelle Don Juan de Borbón. Bajo el piso relativamente moderno, los albañiles encontraron el pavimento original del edificio veteado por unos pasillos diagonales en madera donde los guardiamarinas practicaban en el siglo XVIII el manejo de los sables. Quevedo recuerda que la escuela de oficiales se encontraba entonces en el edificio de la Muralla del Mar donde ahora están los servicios generales de la Armada. Pero las prácticas las hacían dentro del Arsenal. «La madera está impecable, no ha tenido que ser tratada demasiado», explica el oficial. Ahora se muestra bajo un cristal protector que, junto a las oquedades con forma de mascara de sus paredes, dan a la estancia un toque contemporáneo y funcional.

BASE DE SUBMARINOS:

Otro edificio original que suele enseñar la Armada en las visitas es la actual base de submarinos (Estación de Submarinos fue su primera denominación, hace un siglo, de lo que queda constancia en la fachada con las letras E y S). En el vestíbulo de entrada destacan centenarios bancos de madera, artísticos faroles de rejería y, al final del rellano de la escalera que sube al primer piso, un lienzo de coloridos azulejos, una vidriera y la talla de la Virgen del Pilar, patrona del Arma Submarina. Antiguos barcos, marinos fallecidos y jefes son recordados en las paredes de esas estancias.

Frente a la entrada principal a ese edificio, la Armada expone dos viejos submarinos (un foca y un tiburón) construidos por ingenieros alemanes acogidos por el régimen franquista tras la segunda guerra mundial. «Fue un intento por hacer resurgir la industria nacional, pero navegaron muy poquito. El resultado no fue el esperado», cuenta Quevedo, que es especialista del tema.

La colección de cañones es tan amplia que algunas piezas fueron utilizadas como norays en los propios muelles, con el cascabel clavado en tierra firme y la boca apuntando hacia el cielo.
Desde hace algunos años, la Armada muestra los elementos históricos del Arsenal y muchas de las curiosidades encerradas entre sus muros a los ciudadanos. Las visitas se realizan por grupos y las realizan los guías voluntarios de la Armada. Habitualmente, los recorridos también incluyen conocer un buque.

El Museo Naval de Cartagena, dependiente de la Armada Española, se ubica en uno de losedificios históricos de la ciudad, construido bajo la dirección del ingeniero militar Mateo Vodopich en los aledaños del Arsenal entre los años 1776 y 1785.

la “Joya de la Corona”, o mejor dicho, el fondo useístico más demandado de este Museo Naval, es sin lugar a dudas el “Peral”.

Desde el mar, la ciudad de Cartagena ofrece una visión diferente. A bordo de un moderno barco, te proponemos la fascinante experiencia de descubrir todos los rincones de la dársena natural de la ciudad, conocer de cerca todo el sistema de fortificaciones de defensa de la bahia: castillos, fuertes y baterías de costa; también la historia y leyendas que nos hablan de las diferentes épocas y del papel comercial y militar que jugó Cartagena en sus más de 2.000 años de historia, mediante una locución en diversos idiomas.
Un paseo al abrigo de los accidentes marítimos de la dársena para disfrutar de todo el entorno portuario. Un paseo turístico apto para todas las edades que les mostrará las claves de la importancia de Cartagena como enclave estratégico.

INCLUYE

- Guía acompañante (opción inglés).

 - Opción Transporte en   minibús/autobús.

- Visita guiada al Arsenal militar de Cartagena (1,5 hora).

- Visita guiada al Museo Naval y sala del Submarino (1 hora).

- Visita guiada barco turístico ( 1 hora )

- Visitantes:Mínimo 20 personas

- Fecha:3,5 horas máximo

- Precio:Consultar PVP

Solicutud de presupuesto para grupos

Organizamos viajes especiales para grupos de más de 10 personas. Consúltanos.

Formulario de contacto para viaje en grupo

Nombre de Grupo:

Persona contacto:

Ciudad de origen:

Nombre o referencia del viaje:

Número de personas:

Tipo de grupo:

Correo:

Teléfono:

Fechas Aproximadas

Fechas Llegada:

Fechas Salida:

Asunto:

Mensaje:

fragata 45
Translate »